martes, 5 de agosto de 2014

Comentario: Masters of Sex 2x04 - Dirty Jobs

“That’s my secret... what’s yours?”

¿Cómo se hace para seguir lo que, discutiblemente, es el mejor episodio de una serie? En las series de aire, que tienen 22 semanas para rellenar y generalmente se los reservan para la temporada de “sweeps”, es con un episodio flojo o de relleno. Pero las series de canal premium, con pocas semanas para desarrollar la historia, no se pueden dar ese lujo. Las opciones son business as usual, o intentar mantener la inercia que un episodio que seguramente tuvo mucha prensa les trae, y hace un 1-2 punch (yo por ejemplo me cuelgo de las tetas de las metáforas boxísticas de la semana pasada). Un buen ejemplo de esto, también remitiendo a la semana anterior, es Mad Men, que continuó The Suitcase con The Summer Man, el debut del “nuevo Don” que finalmente llevaría al final de temporada, Megan y tantas otras cosas. 
Entonces, ¿Cómo hace Masters of Sex para seguir Fight? Bueno, en realidad, no lo hacen. Ojo, este no es un mal episodio, pero en lugar del episodio 4, continuación del futuro clásico Fight, este parece el episodio 3, continuando y expandiendo en las líneas del episodio 2, como si Fight hubiese sido una interrupción en la narrativa. Realmente, siento que no funciona del todo y creo que la serie se hubiese beneficiado por saltear el bottle episode, que finalmente sólo sera el Emmy reel para todos los involucrados.
De hecho, la única secuela temática con la semana anterior es que Bill tiene un cross de derecha poderoso, y gracias a haber visto ese episodio, ahora sabemos por qué.
Pero bueno, hagamos de cuenta que pasamos del dos al cuatro y a otra cosa. 
Justamente fue durante Kyrie Eleison que parecieron haber ciertos argumentos que oportunamente llamé de “Girl Power” y aquí tenemos cómo a causa de quiebres en la confianza, ese mismo poder se desarma: Ginny elige no confiar en Lillian y esto sella el destino de ambas, Ginny de vuelta al lado de Bill, y Lillian como una “nota al pie” de la historia del doctor Papanicolau y el estudio que lleva su nombre. Y Libby, quien podría merecer un “pobre Libby” al estilo de The Americans, en su lugar canaliza a su Betty Draper interna  y se mete en una disputa innecesaria con Coral que parece un argumento reciclado de Betty y Carla. Espero que el nuevo trabajo en el hospital “para negros” de Bill enganche de algún modo con esta historia.
Hablando de confianza rota, la historia que se lleva las palmas este episodio es la del doble sinceramiento de Betty y el señor Moretti, rey de los pretzels. Que Moretti haya sabido desde el principio sobre la “carrera” de Betty fue increíblemente dulce...e increíblemente triste si la relación se termina quebrando debido a la otra mentira de Betty, mucho más imperdonable a sus ojos. 
No soy del tipo de televidente que quiere “apurar” a una serie lenta, pero realmente está haciendo falta que en MoS “pase algo” si quieren mantener el nivel de los primeros 3 episodios. Hay una vuelta de tuerca que yo esperaba esta semana y no vino, veremos si es en la próxima y es el coletazo que la serie pide a los gritos para mantenernos “arriba”.

Algunas observaciones al paso:
  • ¿Hasta que punto esto es la continuación del episodio 2? Al final de la transmisión del e02 pasaron el avance de este episodio y no del de la semana pasada. 
  • ¿Ya está? La contratamos a Betsy Brandt para que apareciera dos episodios e hiciera ESTO? Muy triste.
  • Hablando de triste, las lagunas de memoria de Lillian dePaul y su traición/traicionada fueron realmente dolorosas de ver. Realmente me tomó tiempo tomarle cariño, pero es un personaje de maravillosas 3 dimensiones.
  • No puedo decir lo mismo del desagradable Dr Greyhouse, a quien espero no tener que volver a ver. 
  • Simpático cómo Bill uso su propia incomodidad con Barton Scully y un poco de Gay Panic para tratar de distraerlo. 
  • El look de Ginny en la “secuencia del sueño” al comienzo es el look profesional con el que Virginia Johnson se hizo famosa. Buen detalle. 
  • Austin Langhan está mirando The Honeymooners cuando pesca a Bill y Ginny en el hotel, que sirve de comentario tanto para estos dos como para sus propios problemas maritales. 

4 comentarios:

  1. muejejejejej, muchas cosas para comentar el #LaPodcast Spoiler: a mí me encantó el episodio!

    ResponderEliminar
  2. Ojo, a mi me gusto tambien, lo que no me convence es la secuencia 2,3,4

    ResponderEliminar
  3. Me estoy poniendo de a poco al dia con las series de verano, las que tuve que interrumpir porque estuve de mudanza.
    Coincido con que el episodio 3 tuvo un tono totalmente distinto a cualquier otro episodio de la serie. Sin embargo este me parecio un episodio muy solido y creo que 'pasaron' varias cosas (o cositas).
    PS: Teddy Sears is right up my alley. Or, better put, I wish he were.

    ResponderEliminar
  4. Me olvide de comentar, Libby se va convirtiendo en un personaje horrible a partir de su interaccion con coral, supongo que esta proyectando sobre ella su frustacion con Bill. Mucho paralelismo con Betty Draper, concuerdo.

    ResponderEliminar