lunes, 9 de febrero de 2015

Comentario: Looking 2x04 - Looking down the road

"You have a stylist. You need to stay loyal to him.”

Series con mayor maestría o mayores pretensiones que Looking suelen hacer episodios completos de formato “todo tiene que ver con todo”, o por lo menos donde los grandes temas atraviesan a todas las historias.
Por su estética indie, su duración breve y asumamos, sus elementos más de teleteatro, Looking no suele ir en esta dirección, y es interesante que en este episodio lo intentaron, y salieron bastante bien parados. (Casi) todas las relaciones del programa están en puntos de encrucijada donde la pregunta más temida – “¿qué somos?” está aflorando, y en ninguno de los casos, ni donde hay respuesta, ni donde no la hay ni la habrá, las respuestas satisfacen a los interesados. Y además, y en esto si hay algo de inesperado talento, en todos los casos se tratan de triángulos dentro de triángulos que comparten un par de vértices. 
Empezamos con Patrick y Kevin en la “noche después” de su apasionado encuentro… y de Patrick escuchando a Kevin marcar tarjeta con Jon (Jon o John? Según donde lo lea la H aparece o desaparece). Acá tenemos dos errores concurrentes de parte ambos: ni se pregunta “¿qué somos?” a tu amante, ni se promete que se va a hablar del asunto con el oficial. Si el contrato tácito es de amantes, así tiene que quedar. Obviamente tenemos el triángulo Patrick-Kevin-Jon, pero Patrick a su vez tiene su indefinida relación con Richie, y este a su vez la suya nueva con Brady. Lo refrescante de estas dos últimas es que, juicio moral de Richie al margen, por lo menos son blanqueadas desde el primer momento y si alguien se mete en algo o sale lastimado, será por elección propia. Nada bueno va a salir de todo esto, y lo único ligeramente inesperado es la angustia de Kevin ante la situación, que significa que es un muy buen actor, un psicópata o realmente está metido hasta las tetas con Patrick.
La situación de Dom no es mucho mejor, aunque aquí hay mucho que conocemos por referencia y no por haberlo visto. Según parece, el “contrato” con Lynn era de no compromiso (y la idea de “pareja abierta” era solo una expresión de este contrato), y Dom se choca de frente con esto con la presencia del ex? más actual de Lynn, Matthew, con quien termina enfrascado en un sexy pero incomodo trio. Lo que pasa es que el tercero real en esa relación es Brian, el ex fallecido de Lynn. El único final feliz posible para Dom es una relación de fuck buddies con el atractivo Matthew en cuanto Lynn salga de escena. 
Parece irónico que el que tiene la relación menos complicada en este momento es Agustín, aunque hay un “¿qué somos?” implícito que va más por el “somos novios, amigos o me estás dando una posibilidad de empleo”, que supongo que se va a ir desarrollando con el transcurso de la temporada. 
Lo mejor del episodio son los incomodos cruces de personajes, ya sea Dom y Matthew en casa de Lynn, o toda la secuencia en Esta Noche, donde Eddie se vuelve a robar la escena, alivianando la visible incomodidad de Richie, Patrick, Brady y los demás. 
La semana que viene: lo que sucede cuando los desechos humanos pegan contra el ventilador.


Gay Pedigree:

  • Ligera referencia a que el episodio transcurre alrededor de Stonewall/Pride, pero me resulta raro que no haya una referencia más clara. Veremos si la semana que viene nos da una pauta más precisa de ubicación en el calendario. 
  • La incomodidad de Dom al ser referido como un “daddie” no tiene precio. Lo comprendo a la perfección, pero Dom, no tiene sentido lucharle en contra, embrace it.
  • Aunque está claro que Matthew está buscando un tipo en particular de Daddie, el Sugar Daddie, rol que Lynn está más que conforme con ocupar, y que se va  reforzando por detalles tales como su casa en Russian River del piloto, o una mirada mejor a su casa en la ciudad esta semana (recuerden: San Francisco tiene uno de los real state más caros de todo EE.UU.).
  • Patrick compara a Eddie con Ms Madrigal, la alma mater del clásico de San Francisco de Armistead Maupin, Tales of the City. 
  • Detalles que me hicieron sonreir: la taza de “I <3 Anal” de Eddie, Patrick refiriéndose a Brady como un “ginge”. El hecho de tener debilidad por el anal, los ginge y el anal con los ginge podría tener algo que ver…
  • El choque generacional de la juventud trans/queer/poz y Agustin (que tampoco es tan grande) muestra que las grietas no son propias de nuestro país nada más.
  • A los personajes y la comunidad gay de SF les encanta el Mission Dolores Park, más que nada por su cercanía a Castro, pero estuve ahí mientras filmaban y estaba en obra de remodelación. La ciudad tiene otros parques, varíen un poco…
  • Lesbian/Music/Argentina Watch: No, no se equivocaron, en las escenas de Esta Noche suena cumbia de fondo, y es cumbia argentina y torta, de mano de las Kumbia Queers. 
  • Sex Watch: mucho trasero en la escena del jacuzzi en la casa de Lynn. Especialmente agradable el trasero de Matthew. 


1 comentario:

  1. Se me paso esta entrada de blog, no la vi en el feeder de Facebook.
    La semana pasada (creo) comentaste sobre el paralelismo con "Girls", y en este episodio se repite, aunque con resoluciones diferentes. El triangulo Clementine-Marnie-Desi se resuelve (por lo menos por ahora, aunque no creo que dure) a favor de Marnie (la otra), mientras que en "Looking" el otro, Patrick, es el expelido. Y la relacion de Hannah y Adam, tambien de dificultosa delineacion de limites y reglas tras la mudanza de ella a Iowa, se quiebra del todo, como sucede aparentemente entre Dom y Lynn.

    ResponderEliminar