lunes, 2 de abril de 2012

Comentario: Mad Men 5x03 - Tea Leaves

"Actual life and death. I´ve given up on that."

Histérica encantadora como es Elizabeth Hoffstad Draper Francis, más conocida como “Betty”, nada es mejor en Mad Men que cuando alguien la baja de un ondazo de su pedestal. Normalmente se trata de su hija Sally, o de su suegra, la magnífica Pauline Francis, que en este episodio hace su regreso de bruja triunfal. 
De todas maneras, si algo la bajó a Betty en este caso es el sobrepeso, o esa enfermedad tan terrible que, tan de acuerdo a la época, no se menciona hasta la conversación íntima “entre hombres”. Betty, que sigue consiguiendo todo lo que quiere sólo para estar cada vez peor.
Este es el argumento, y tal vez sea muy a tiempo para salvar un personaje que en la temporada pasada, con su pésima habilidad como madre y el despido de Carla, su niñera, parecía irremontable. Misión cumplida: sentimos un poco de compasión por Betty. Pero si nos ponemos un poco más “meta comentario”, es una lástima que un programa que suele escapar de lo obvio haya caído en la lamentable ecuación embarazo=gordura para justificar los cambios que la actriz January Jones estuvo pasando cuando se comenzó a filmar la temporada. Ya tuvimos esa ecuación en la primera temporada con el embarazo secreto de Peggy, pero en ese caso servía de comentario de época. El cazador cazado y esas cosas, supongo...
La situación de Betty también sirve como disparador para seguir tratando de desenmarañar la relación de Don y Megan. Entender que Megan (que según Betty tiene “20 años” -son 26 de acuerdo a la propia Megan- ) no es la chica del momento si no su esposa y eventualmente, una posible madre para sus hijos le da un momento de sobriedad a Don. Megan, que conoce el repertorio de los Rolling Stones, escucha la radio, ve TV y lee una revista al mismo tiempo y, cáncer o no cáncer,  quiere ir a la playa en un fin de semana de verano. Al mismo tiempo, Don frente a una nenita precoz de 16 años, que en otro momento hubiese terminado en su cama, solo atinó a darle un sermón. Podemos pensar lo que queramos de Peggy y Peter (más desagradable que nunca en su comportamiento), pero cada vez está más claro que Don, Roger y compañía no están en condiciones de sobrevivir relevantes los 60. Y si cabía alguna duda, tenemos ahora a Michael y Dawn, los hasta ahora hechos a un lado que vienen a mostrar por donde van las cosas de ahora en más. 
Algunas observaciones al paso:
  • Como seguidor de la serie, no puedo evitar sonreír cuando hay reacciones al creciente cambio de status de Peggy: desde alguien llamándola “Margaret” hasta la definición de Stan como “la chica que corre carreras hasta para ver quien llega primero al baño”
  • Del mismo modo que nos morimos con el departamento Draper el episodio pasado, nos espantamos con el “Castillo Francis” y su monstruosidad. Ahora entendemos el chiste de Don a sus hijos sobre “Morticia y Largo”.
  • Casa al margen, es refrescante ver como Henry, independientemente de lo que opine su madre ("se lo que ves en ella, y no hacía falta casarse para conseguirlo") realmente quiere a su esposa, siendo mucho mejor marido de que Don nunca lo fue. 
  • Hablando de Morticia y Largo, el modo en la la pop culture va permeando todo es el más claro indicador del paso del tiempo: los Addams, Hechizada, los Rolling Stones y sigue la lista. 
  • Otra nota disonante: ¿en algún momento tuvimos un indicador de que a Don le desagrada Harry antes de que Megan lo mencionara el episodio pasado? Yo creo que no, y en un universo tan cerrado y consistente como el de Mad Men, estas cosas se notan. De un modo u otro, el destino de Harry no parece positivo...

2 comentarios:

  1. Dos comments:
    1. A Betty no le tengo ni pena por haber engordado. Es mala, histérica y pésima madre.
    2. Yo creo que Megan dijo que a Don no le caía bien Harry porque A ELLA le caía mal, porque lo vio cargándola. Pero después noté que Don lo trataba medio mala onda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Si bien coincido, epecialmente en lo mala madre y la crueldad con Carla, como psicoanalista no la puedo odiar por histerica (por mas que me ennerve), lo que necesita es ayuda.
      2. Pensaba igual que vos ( ella es la que tenia el problema ) pero de repente Don tambien tiene mala onda, y eso es lo que me parecio medio descolgado.
      De una manera u otra, yo que Rich Sommer me voy buscando otro laburo, porque no sobrevive esta temporada...

      Eliminar