lunes, 11 de junio de 2012

Comentario: Mad Men 5x13 - The Phantom

"The world cannot support that many ballerinas".


Hablemos de finales de temporadas. En una época eran intrascendentes. Como ya les comentaba por otros lados, como el negocio televisivo eran las repeticiones y no el primer aire, eran un episodio más, a menos que hubiese cambios de elencos y esas cosas. En casos extremos, es cuando había nacimientos y casamientos.
En los 80, las power soaps, Dallas y Dinastía, impusieron el cliffhanger: dejar al público con las ganas y esperando tres meses para la resolución de los argumentos.  En general ahora casi todas las series hacen alguna variedad de esto, más que nada creando un nuevo status quo para la temporada que sigue.
En las series de cable, como casi siempre se terminan de filmar antes de que salgan al aire, en algunos casos sin saber siquiera si tendrán otra temporada, lo que se hace es un cierre del arco o arcos principales que se desarrollaron durante el año.
Hablemos ahora de los finales de temporada de Mad Men. La temporada uno término con Peggy a punto de dar a luz y la famosa presentación de Kodak Carrousel, mostrando los superpoderes de Don Draper en todo su efecto. La segunda temporada tuvo antes de terminar el desvío por Los Ángeles y culminó con la crisis de los misiles, Sterling Cooper siendo vendida y el embarazo de Betty. La tercera finalizó famosamente con la formación de SCDP, y un episodio antes, la separación de Betty y Don.  La cuarta tuvo una previa con el affaire Lucky Strike, “la carta” y en el último episodio, “me caso con Megan”. Podríamos decir que tenemos siempre un desarrollo personal importante para Don (salvo en la uno que fue Peggy.  Podríamos argumentar que Rachel Menken fue el de Don) y uno relevante para la agencia.
Esto nos lleva al final de esta temporada. Estrictamente hablando, podría haber terminado en cualquiera de los dos episodios anteriores: las salidas de Peggy y Lane eran en si lo suficientemente relevantes como para dar el corte. Faltaba tal vez algo personal sobre Don (no que esos dos eventos no hubiesen repercutido sobre él, como lo pudimos ver en este episodio). Si lo tuvimos o no en este episodio, es discutible.
Lo que Matthew Weiner eligió hacer fue volver sobre cada una de las historias del año (más abajo veamos las excepciones), las relevantes y las no tanto, ponerles un moño y ver como posicionan a la ya anunciada temporada seis.  Desde la foto que Lane se guardó en la billetera en el primer episodio (¿Quién hubiese creído que íbamos a tener una consecuencia de ese descuelgue?), pasando por las carreras de Megan, Joan y Peggy, sin olvidarnos de Roger y Mme. Calvet, y el comportamiento aleatorio de Peter.  Algunas de estas puntas funcionaron mejor que otras: Joan y Peggy como power women es probablemente lo que resulta más natural y temáticamente coherente con la serie como un todo. La de Peter, si bien necesitaba un cierre, me irrita a más no poder, y solo se justifica para que una vez más lo trompeen.
La historia de Megan es relevante en tanto es la historia personal de Don. Como varios de mis comentaristas me han hecho notar, a Don se le permitió cambiar y de algún modo crecer con su nuevo matrimonio. Soy de los escépticos  que estaba esperando que el otro zapato se cayera. Y creo que se cayó, o está por caerse: Después de hacer lo mismo que Don hizo con Ginsberg a su amiga (Don y Megan son el uno para el otro no solamente por la compatibilidad sexual que tienen…), Megan finalmente tiene su oportunidad. De la mano de su marido, por supuesto. No hay nada más movilizador para Don que una madre poco apreciativa, y ahí tenemos la utilidad de Marie Calvet en este episodio, más allá de darle una alegría a Roger. Entonces, Megan Calvet superstar.
Don, tu misión está completa. Hora de terminar con esta película del marido perfecto. Hora de que se caiga la escena. Podés abandonar el set.


Don, mi amiga pregunta si estás solo.


Algunas observaciones al paso:

  • Como decíamos, cada una de las historias del año fueron revisadas, menos las de Betty y Sally. Si bien la jovencita tuvo su momento definitorio el episodio pasado, ALGO sobre Betty se pedía a los gritos.
  • Otros sin cierre: Ginsberg (que tan manijeado venia), Stan (¿para qué lo agregaron al elenco oficial?) y Harry (el año que viene descubre que tiene sentimientos por Paul y se va a vivir con él a California. Acá ya no saben qué hacer con él)
  • Una de las estrellas de Mad Men es sin lugar a dudas Janie Bryant, la diseñadora de vestuario. Hasta el más casual de los televidentes tiene que haber reparado en el ultra profesional trajecito de Joan y el carísimo nuevo vestuario de trabajo de Peggy.
  • Espero que las alucinaciones de Don con su hermano Adam sean el fin de este recurso que pasó de ser una de las originalidades de la temporada a una obviedad un poco molesta. Ya tuvimos a Don con su gripe, no hacía falta volver al escenario con sus problemas dentales, y mucho menos con la escena en el dentista.  Entiendo, el fantasma, el suicidio de Adam, Lane. Había otras maneras de incorporarlo.
  • En encuentro de Peggy y Don, en el cine, por supuesto, fue de lo mejor del episodio. Temía que no volviéramos a ver a Peggy por esta temporada, fue un alivio verla aparecer.
  • Y hablando de Peggy… ¿ha recorrido muchacha, un largo camino ya? ¿Así que esa campaña es de Peggy? Demasiado cute para este tipo de serie.
  • Si bien entiendo que era importante para el desarrollo de “Joan-Socia” que hubiera algo por el lado de la agencia y los negocios, el inesperado cashflow de SCDP (¿o ahora es Sterling Cooper Draper and Harris?) me parece un poco forzado y solamente justificado por esa maravillosa toma que ilustra esta nota, tan icónica como las famosas ‘tomas del ascensor’ que son la marca registrada de la serie.
  • Se comenta que el fantasma del titulo de este episodio se escribe ($<>a). Saludos a los 5 que entendieron de que estoy hablando. 
  • Gracias a todos los que leyeron, comentaron y recomendaron estas notas los últimos tres meses. Me ayuda a disfrutar la serie poner estas cosas en palabras, y aun más la conversación que se fue armando aquí en los comentarios y en las diversas redes sociales. Si las estuvieron disfrutando, los invito a seguir mis otras publicaciones en mi blog.

4 comentarios:

  1. El episodio me parecio satisfactorio a varios niveles. La metafora del diente, si bien un poco obvia, era necesaria para 'cerrar' el personaje de Don. Disfrute de Joan dirigiendo la batuta (Lane tenia razon, ella puede hacer perfectamente su trabajo). Y el encuentro en el cine fue lo mas.

    Estoy verdaderamente preocupado por el retorno (o falta de) de Elizabeth Moss a la serie. Lei por ahi que Jared Harris deslizo en una entrevista que ella no regresaria. Queda mucho por explorar acerca de Peggy, no solo su promisoria carrera. Su hijo con Pete debe estar por cumplir 7 anios, y algo tan fundamental no puede continuar siendo ignorado. Hay indicios en ambos sentidos, que la historia esta cerrada o continua abierta. Veremos.

    Algunos puntos adicionales:

    - Coincido, la alucinacion en el dentista estuvo de mas. Las anteriores en la oficina bastaban. Y si, 'enough is enough' con el recurso.

    - Coincido tambien, Betty quedo escasa de aire esta temporada y requeria un espacio en el finale.

    - Ken tampoco tuvo siquiera cameo. I <3 Ken.

    - Me gusto el paralelismo con el proyector de The Wheel.

    - Julia Ormond me parecio fantastica. Su personaje es la amargura hecha mujer.


    - El personaje de Roger me enerva. No puedo tolerar su nivel de chiquilinada. Como sostenes vos, no va a cambiar mas, pero aburre.

    - Me gusto el cierre de la historia de Pete. Es el golpe final sobre el clavo que tiene escrito en su cabeza 'hit me if you want to (continue) to be unhappy by getting exactly what you want'. Garche con Gilmore Girl: TICK. Departamento en el centro: TICK. Still unhappy.

    - Algunos criticos senialan que este es el 'regreso' del 'viejo' Don. No hay regreso. El es un hombre cambiado, baniado por las aguas siempre cambiantes del rio de Heraclito.

    'There is no fresh start. Life carries on' - Henry Frances.

    Gracias Gus por tu critica semanal, disfruto mucho de tu inteligente escritura.

    Gabriel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabriel!
      Para mi escribirlos tambien es un disfrute, y los comentarios me hacen esforzarme un poco mas.
      Creo que power-Joan va a ser el legado mas fuerte de esta temporada, y mas alla de polemico de "The Other Woman", me alegro que asi sea.
      No habia notado lo de Ken! Absolutamente correcto.
      Y lo de Elizabeth Moss me parece que fue una mezcla de metida de pata con campaña de desinformacion. Su aparicion en este episodio fue lo que me hizo convencer de que no tenemos nada que temer. Ahora, si fuera January Jones...
      Julia Ormond, impecable, y Roger... es un gusto adquirido, supongo.

      Eliminar
    2. Sorry, Ken tiene una aparicion en la reunion con Topaz, cuenta que el gano junto a Peggy poco despues de que la agencia perdio Lucky Strike Y cometio suicidio comercial. The good old days...

      Eliminar
  2. Bueno, finalmente me digné a ver el último capítulo. Odio decirle Hasta Luego a las series que me apasionan, y ésta es una de ellas.
    Coincido plenamente con vos Gus, Don no cambia. La fidelidad le habrá durado lo que hasta ahora su matrimonio con Megan. El leopardo nunca pierde sus manchas, dicen.
    Las series, no son lo mismo sin tus comments.

    ResponderEliminar