sábado, 6 de octubre de 2012

Yoko lo hizo: Tu relación sentimental está interfiriendo en mi banda.



Las bandas se separan, todo el tiempo. Especialmente aquellas donde hay mucho talento. Mucho talento suele significar grandes egos, y ahí está la raíz del problema. Cuando tenés a John, Paul y George, es esperable que alguno cante pri y quiera que entre su canción o ser la voz líder o lo que sea. Obviamente, es mucho más jugoso pensar y difundir que fue un tema de polleras y culparla a Yoko por la separación, y el tema es que es bastante común que suceda, especialmente con las relaciones inter banda.
Andy y Corinne. Martin who?
Esto se me ocurrió ayer, disfrutando una canción del genial segundo disco de Swing Out Sister. Este disco es notable no sólo por su belleza y calidad, sino también porque sin mucha explicación, la banda pasó de ser un trío a ser un dúo, con un modesto agradecimiento a Martin Jackson (el que conspicuamente faltaba de la foto de la tapa), y una innecesaria aclaración que “Swing Out Sister son Andy Connel y Corinne Drewery”. ¿Diferencias musicales, o paso algo más? Los SOS siempre fueron muy discretos y nunca se aclaró el tema, pero lo cierto es que Corinne y Andy siguen siendo banda y tal vez pareja 25 años después y de Martin nunca se volvió a saber más nada. ¿Acaso los SOS llevaron el concepto de trío al punto del threesome
No serían los primeros ni los últimos. Hay un caso más notorio aun, también ochentero, que fueron los Thompson Twins. Tom, Alannah y Joe jugaron durante varios años a la ambigüedad, insistiendo que eran “más que amigos o una sociedad musical” y dejando la puerta abierta a la salvaje imaginación de sus fans. Hasta que un día… Joe fue separado de la banda sin ninguna ceremonia. Tom y Alannah confirmaron su relación sentimental y continuaron como dúo de ahí en más.
¿Y qué pasa con otros dúos y grupos con componentes “marido y esposa”? Tenemos todos los casos: los White Stripes y su insistencia en no aclarar qué relación unía a los White, los Sonic Youth y su matrimonio-sociedad musical que ya lleva más de treinta exitosos años y claro, los exes mas famosos, Annie Lennox y Dave Stewart. Desde el primer día, el ángulo de prensa de Eurythmics era que alguna vez habían sido pareja pero que a partir de que habían comenzado su sociedad musical, ya no lo eran y se llevaban genial. Si era así o no, sólo sabemos lo que ellos nos decían, pero también es cierto que varias de las crisis de la banda fueron cuando uno de ellos empezó otra relación, o tuvo hijos (o los perdió, como en el caso de Annie) y otras cosas de índole más personal que musical.
Dave + Siobhan y una innecesaria muestra de afecto. Terry Hall reprueba. 
Y hablando de Dave, antes de que se acuse a esta nota de desequilibrio de género y de acusar a las mujeres de tentadoras que separan bandas, recordemos que fue él el que interfirió en una banda de chicas: Bananarama. Dave empezó una relación con Siobhan Fahey, se casaron y tuvieron un par de chicos. “Casualmente”, al poco de empezar esta relación, Siobhan decidió que estaba “frustrada” con las ‘nanas y se fue dando un portazo. Se puede argumentar que Shuv estaba y está completamente loca, pero si uno se pone suspicaz es fácil ver que Dave, que en esa época se codeaba con Dylan y Harrison estaba medio avergonzado de su relación con una integrante de un girl group y fue el ingeniero de una opción musical más seria para su esposa. Como Yoko, pero con los géneros invertidos.
Y si diversidad se trata, no nos olvidemos de la tempestuosa relación entre Boy George y Jon Moss, que junto con algunos excesos químicos, hizo estragos sobre Culture Club. Les recomiendo la película Worried about the Boy que en estos días está en rotación en iSat para interiorizarse más sobre los pormenores de este asunto.
¿Son las relaciones sentimentales las únicas que ponen  a las bandas en problemas? Bueno,  pregúntenle a los Gallagher, hermanitos mas teleteatreros que muchas parejitas de las que estuvimos hablando (y no me hagan hablar de Patsy Kensit, una de las ex señoras Gallagher y su relación con el caos de las bandas de todos sus exes en Big Audio Dynamite, Simple Minds y Oasis…).


¿Cuál será la solución? Ya vemos que no funcionan ni las parejas, ni los tríos, ni los hermanos. Famosos son los The Police por marcar el camino que para ser una banda exitosa no solo no hace falta ni ser amigos, sino ni siquiera caerse bien unos a otros. Tal vez por eso es que hay tantos solistas…

4 comentarios:

  1. Andy y Corine deben tener trapos sucios, pero saben esconderlos muy bien. Con Eurythmics y Bananarama hacemos una pelicula de una. Y si, quiero leer la biografia (no autorizada, of course) de la Kensit.

    ResponderEliminar
  2. Mirando para estos lados podes incluir a Deborah de Corral que paso de ser la novia de Charly Alberti a la de Gustavo Cerati, y para seguir yendo de un extremo a otro no nos olvidemos de la "Negra Poli" quien sin ser músico llego a ser parte fundadora y parte del desenlace final de la banda.

    ResponderEliminar
  3. Ay, como me gustó el ejemplo de la Del Corral! Hasta reescribiría la nota para incluirla...

    ResponderEliminar
  4. Cuando tenes a John, Paul y George... siempre hay que tener un Ringo para compensar :P

    ResponderEliminar