viernes, 17 de agosto de 2012

Supermodelo, ponete a trabajar

"Linda, Naomi, Christy, Cindy, Claudia, Nikki."  – RuPaul, filósofa contemporánea.

¿Supermodelos? ¿En serio?
Si si, sigan leyendo, no estoy rascando el fondo del frasco todavía. Y además, el poco claro objeto de  este blog es la cultura popular, y el fenómeno de las modelos en general y de las supers en particular es omnipresente en los últimos 25 años. Adicionalmente, hay tantos cruces entre el mundo de las modelos y el de la música, rastreables desde Twiggy en el swinging London de los 60, hasta las tapas de los álbumes de Roxy Music, pasando por los romances de Rod y David en los 70 que culminaron en la “boda real” de Mick y Jerry; alcanzado el pináculo en los 80 de la mano de Duran Duran y en los tempranos 90 de la mano de George Michael, y dándonos la primera estrella híbrida fashion-rock: Kate Moss. Y ya tenemos hasta la next generation, producto de aquella primera y ese experimento genético que nos dio a Jade Jagger y Amber Rose Le Bon.
Igual, no estamos hablando de “modelos”, estamos hablando de “SUPERMODELOS”, y como su nombre lo indica, hay algo sobre humano en este selecto grupo, al punto que está acordado que Kate fue la última, Tyra el comienzo de la decadencia, y todas las posteriores una pálida sombra de las grandes. ¿Y quiénes son las grandes? La lista puede ser discutida hasta el cansancio, pero básicamente son aquellas que quedaron inmortalizadas, aparte de por su aparición en el video de Freedom 90 y algunas insuperables fotos de Herb Ritts, por sus primeros nombres: Linda, Cindy, Naomi, Christy. Segunda sólida línea: Claudia, Kate, Helena, Eva. Si extendemos un poco nuestros estándares,  Stephanie Seymour, Yasmin (Parvaneh) Le Bon, Nikki Taylor (Noten como estas tres requieren apellidos. En términos de cultura popular, esto es un terrible #fail).
En algún momento de los excesivos ochentas, estas excesivas amazonas con sus excesivos cachets (la famosa línea de Linda era que “no salían de la cama por menos de diez mil dólares") salieron a la luz y en poco tiempo conquistaron TODO. Cada una con su perfil: Linda la camaleónica con sus colores de pelo y su imponente andar; Cindy la bomba sexual all-american, la que verdaderamente logró cruzar al imaginario popular; Naomi, la primera mujer negra que el racista mundo de la moda posicionó como “bella” y no solamente como “excéntrica” (de eso se encargó ella solita más adelante, con su beligerante comportamiento), y Christy, con el equilibrio justo entre la belleza exótica y “la chica de al lado”. De las pasarelas a la tapa de Vogue y de ahí a todas partes: los comerciales de Pepsi, las tapas de álbumes de Duran Duran, las casas de sus celebrity boyfriends (Kyle Mclahan, Richard Gere, Larry Clayton, Ed Burns)… y el video de Freedom 90.


El pináculo de la popularidad, exposición y cruce con la música se dio en 1990. George Michael estaba en su etapa “no me toman en serio” y entre otros caprichos no comerciales, decidió no aparecer más en sus videos. Su declaración de principios fue una canción, una de sus mejores canciones: Freedom 90.
Había que promocionar el álbum, la canción tenia potencial, el artista no quería aparecer en su propio video. La solución se transformo en un clásico: llamar a las supers, ponerlas en el video haciendo la mímica de la canción, todo bellamente filmando por David Fincher. El resultado es hipnótico, como una perfecta foto que dura 6 minutos, que hicieron a estas famosas mujeres aun más famosas, lanzaron a la canción a la popularidad y en el camino se transformó en el que reiteradamente se considera uno de los cinco mejores videos musicales de todos los tiempos.

George intentó repetir la fórmula un par de años después, pero como era para un video a beneficio (Too Funky) y no había presupuesto, la única que se prestó de onda fue Linda. La declaración de George: “si no tenemos supers, las inventamos”. Casi lo logró: una fresca Tyra Banks haría su primera aparición masiva, y el resto es historia de reality show.
De todo el grupo, la que representa mejor que nadie el concepto de “cultura popular” es Kate. Jovencísima cuando empezó, petisa para los estándares de la pasarela, mimada hasta el cansancio, drogada por los rincones, comportándose como una estrella de rock más que los mismos rockeros con los que solía salir, grabando discos porque podía y quería (y logrando venderlos, lo menos que digamos del álbum de Naomi con Bono y The Edge, mejor), Kate es el rostro mismo de Inglaterra de los últimos 25 años, en el arco que va del thatcherismo a la cool britannia a al reino del los reality shows que es el 2012.

¿Por qué se preguntaran ustedes, esta nota nostálgica sobre algunas mujeres que se hicieron famosas por hacer de lindas hace 25 años? Porque el fenómeno que representaron nunca fue superado. Todas ya en sus cuarentas (la más joven, Kate, ya tiene 41. La más grande, Linda, 47) siguen siendo la cara de las más importantes marcas, las firmas de cosméticos se matan por tenerlas en sus campañas, sus idas y venidas siguen llenando los tabloides. Una producción de cinco páginas de cualquiera de ellas en el Vogue de septiembre, con sus 700 páginas, es lo único que se comenta de todo el número.
En general, reniegan de ser agrupadas como algún fenómeno que ya pasó, rara vez trabajando juntas. Pero cuando lo hacen… nos muestras una vez mas cual era su secreto. 
Las chicas en 2008, aun impecables
El año pasado, el director de videos Jonas Ackerlund presentó un concepto para el  video de Duran Duran Girl Panic!: “supermodelos decadentes juegan a ser Duran Duran”. Un Freedom 2012, si se quiere.  Duran, claro, son la más perfecta contrapartida de las supers, por lo que significaron en los ochenta y por su similar longevidad. Y tienen los contactos correctos, a través del extrañamente duradero matrimonio de Yasmin y Simon Le Bon. Un llamado a unas amigas, y una reunión: Cindy, Naomi, Helena, Eva y la misma Yasmin. Linda falto a la cita y mas sospechosamente, Christy (que después de todo se hizo famosa por ser la chica de la tapa y el video de Notorious en 1986). Pero no importa, agreguen un poco de Dolce & Gabbana y otro tanto de opulencia decadente, y voila, arte ochentero instantáneo. Los dejo con Girl Panic!, la mejor manera de pasar los próximos nueve minutos.

4 comentarios:

  1. No conocia la foto reunion del 2008. Te la robo YA.

    ResponderEliminar
  2. Che, no tenia idea del video de Duran Duran, pero medio ridiculo o me pareció a mi. Quiero decir que todas , todas más diosas imposibles, pero cómo se le notan los años a algunas. Me dio un toque de..."cosita" en el pecho mirar a Helena Christensen y ver la cara de una hermosa hermosa señora y no la cara aniñada mezcla de Cameron Diaz castaña de aquella chica del video de Wicked Game.
    Eva Herzigova creo que está igual! Es sin dudas para mi las más hermosa. Cindy nunca fue gran cosa para mi, algo más inflado por el estereotipo yankee que otra cosa. Yasmin eh... ni sabia cuál era, solo la conocí de nombre pero jamás la vi en gráficas importantes (y era asidua compradora compulsiva de Vogues viejas eh). Y Naomi... que puedo decir... detrás de esa peluca... daría lo que fuera por tener el cuerpo fibroso de esa mujer AHORA! Aunque claramente no sus fosas nasales ni su psiquis, gracias.
    Stephanie Seymore para mi era la supermodel más linda por excelencia, aunque claramente la odiaba por salir con quien iba a ser quien me iba a desvirgar, Axl Rose. (No comments).
    Mi adolescencia se dio justo en pleno auge de este fresí de supermodels y por supuesto mi autoestima de gordita se vio aun en mayores problemas.
    En aquella época coleccionaba gráficas en donde salían ellas y me sentia aun más miserable por ser todo lo contrario a ellas, esas mujeres maravillosas, exitosas, hermosas, cool, que todo lo tienen y todo lo quieren.
    Tengo una seguidilla de imagenes increibles de las graficas de aquel Versace original (antes de Andrew Cunnanan), Chanel, Guess, etc. Atesoro esas paginitias recortadas de las Vogue y Elle americanas y europeas como si tuviesen algun valor real... quizás en mi corazoncito de gordita acomplejada lo tengan porque asi como me limaron la mente traumaticamente, hicieron que quisiera ser la mejor version supermodel de mi que pudiera ser... salvando las distancias, claro. :D Cheers!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hables masl del video de Girl Panic! que es LO MAS. Cuando Cindy se baja del auto y mira para atrás, es ese momento "She still has it".
      A Stephanie la quiero por la anécdota que de cuando cortó con Axl le partió una silla en la cabeza. Quería un Vogue "La mujer del año" con Steph en Versace y alzando una silla Thonet.

      Eliminar
    2. Jajaja ok ok. No esta tan mal el video, I`ll give you that. :P

      Eliminar