martes, 18 de junio de 2013

Comentario: Nurse Jackie 5x10 - Soul

"Hi, my name is Jackie Peyton and I'm an addict"

Tengo algunos sentimientos ambivalentes sobre este final de temporada de Jackie.
Si fueron leyendo cada uno de los que hice semana a semana, saben que mi balance es positivo: una serie que se podría haber dado por muerta, o al menos por cerrada, tiene un renacimiento justo a tiempo, apenas retocando algunas de sus premisas básicas.
Jackie Peyton es un personaje complejo, tanto como cualquiera de sus camaradas masculinos que se llevan todas las palmas, los Don, Walter o hasta su “ex” Tony. Queremos quererla, y ella misma lo hace casi imposible, por lo que es tan fácil simpatizar con sus hijas, su ex marido, su ex amante, algunos de sus compañeros de trabajo. Justo cuando estamos a punto de perdonarle todo, se manda una... vaya una que se manda. Eso la hace interesante, tridimensional.
Pero también es cierto que a veces Nurse Jackie, la serie, no está a la altura de Jackie Peyton, a veces por motivos externos mismo a los creadores: el año pasado, sin saber si era o no la última temporada, la serie tuvo un cierre, un cierre casi perfecto. Este año, volvió a pasar lo mismo, sólo que se tomaron un par de libertades “por las dudas”: esa decisión final de Jackie puede ser un final, o un volver a empezar. Podría haber quedado como el más abierto de los finales, en su lugar, es un “continuará”. Al mismo tiempo, hay un tropo que vuelve, el de “santa Jackie” (en serio,vuelvan a mirar el final de la temporada anterior y este... con sus ligeras diferencias es exactamente la misma imagen), que perdonenme por no estar al día con mi catolicismo, pero no me cierra. ¿Qué es Jackie? ¿una mártir? ¿la que paga por nuestros pecados? No entiendo. 
Lo cierto es que ahora nos dejan con las ganas de más, pero también con un poco de ... fatiga. Veremos si la temporada 6 puede poner eso que hace falta para mantener nuestra atención o si la serie ya saltó sobre el tiburón y no nos dimos cuenta.

Algunas observaciones al paso:

  • Roman. ¿Todo para llegar a esto?. Una pérdida de tiempo.
  • La aparición de O´Hara no pudo ser más trucha. Una lástima.
  • Zoe es el único personaje al que se le permite crecer en este programa. Es como la Pete Campbell de Jackie: la única que aprende las lecciones en lugar de repetir el mismo ciclo una y otra vez.
  • Dicho esto, si algo que se repite es SuperGloria rescatando una situación irrescatable, puedo vivir con eso.
  • Este episodio finalmente le da una historia propia a Thor, uno de mis personajes favoritos de la serie, por un montón de motivos. Espero que el año que viene Stephen Wallem tenga su nombre en los títulos principales, como corresponde, y no como un “invitado”, lugar al que quedó relegado por ser el hermano de una de las productoras ejecutivas y creadoras del programa que quería evitar la apariencia de nepotismo. 
  • Gracias a los pocos que leyeron estos comentarios cada semana: Jackie claramente no es muy popular y es la columna regular menos vista de este blog. De todas maneras, la escribo más que nada para mi, y para los 5 o 6 que se que me están leyendo y me lo hacen saber. 

1 comentario:

  1. Gabriel Balderrama19 de junio de 2013, 05:04

    Tuve exactamente el mismo sentimiento (de fatiga) cuando Jackie volvio a consumir. Me desilusiono tanto que permaneci en shock por un rato y tuve que mirar de nuevo la escena para creerlo.
    Lo de O'Hara es una pena (por eso te preguntaba si habias visto el final porque cabia la posibilidad que regresara, pero no).
    Pense que ibas a mencionar que no te gusto la escena del viejo moribundo (porque no te gustan los viejos y los moribundo) pero que la rescataba el post mortem de Thor (acerte en esto ultimo).
    A pesar del paso adelante y dos para atras seguire viendo esta serie la temporada que viene, quiero a todos sus personajes.
    Felices vacaciones!

    ResponderEliminar