lunes, 24 de febrero de 2014

Comentario: Looking 1x06 – Looking in the mirror

Cuando comenté Looking por primera vez, intenté hacer la definición sobre “lo que no era” citando a Queer as Folk y definiéndola como “esa telenovela insoportable e interminable”.
A la luz de este episodio, el 6 de Looking, tal vez necesite desdecirme y rezar por un poco de telenovela. Está claro que el enfoque “película indie” no conduce a ningún lado, especialmente en una ficción semanal serializada,  Looking reinventada como una “power soap” de los ochenta suena más y más atractiva, especialmente, si tal como vimos en este episodio, Agustin puede ser una villana, una Soap Bitch comparable con Alexis Carrington o Sue Ellen Ewin. Pero sin glamour o dinero.  
En cuanto argumento, no demasiado pasa (como de costumbre): luego del idilio de la semana pasada, Patrick y Richie empiezan a sentir los primeros coletazos (causados por su diferencia racial y de clase social… más telenovela, agreguen a Andrea del Boca); Dom finalmente cumple 40 (parece que desde el piloto que está cumpliendo años) y la vida de Agustin es un desastre (de su propia producción) y entonces procede a joderle la vida a todos los que lo rodean, con distintos grados de éxito. 
Todo es demasiado cliché: el conflicto de clase digno de Migré se juega además con el tropo Aidan/Big de Sex and the City (Richie siendo el buenudo que es tan perfecto en los papeles que el histérico Patrick/Carrie no puede soportarlo, sobre todo cuando tiene a Kevin/Big para que lo maltrate). En cuanto a “protagonista cumple 40 años” ya está todo dicho en series desde hace décadas, y además, cuando el 40 tiene la cara y el cuerpo de Dom, realmente no computa. Agustin siendo una perra… toda su historia apesta (el final de su relación con Frank está cantado desde que decidieron mudarse juntos en el piloto) pero al mejor estilo de Amanda Woodward salvando Melrose Place con su vivoreo, al menos pone un poco de conflicto en la dinámica de ‘Chico blanco aburrido’, ‘Cuarentón aburrido’, ‘Chico latino aburrido’.
Mis notas de producción serían: estiren la duración de los episodios, denle 4 eps más a la temporada, saquen el foco en la protagonista Maria de Nadie, dejen que esta gente coja más y más libremente. Pero claro, yo no soy HBO. Es tarde, muy tarde. 

Gay Pedigree:

  • La pareja con la que cenan Dom y Lynn, todo referencias a opera y divas drag y chorreando dinero son los famosos “A-Gays” de San Francisco, fieles a la descripción que hace 30 y tantos años hiciera Armistead Maupin en Tales of the City.
  • Insoportable y poco creíble como es toda la historia de Agustin con CJ, el detalle de que el “arte” que están produciendo no es más que porno soft es completamente acorde a las pretensiones artísticas de gran parte de la comunidad gay de ghetto.  
  • El episodio cierra con Mockingbird Dream de Patrick Crowley. Si no lo conocen, Crowley fue un músico y productor de música electrónica y bailable que marco los 70/80, abiertamente gay y cuya influencia aún resuena en las pistas. Una de las más tempranas pérdidas por el SIDA. Por todo lo criticable de la serie, el criterio de musicalización y el respeto por la historia LGTB es admirable. 
  • Y hablando de respeto, el “mariconeo” de Patrick fue una de las cosas más… hirientes e irrespetuosas que ha hecho la serie. Calculo que la intención es mostrar más de los propios prejuicios de Patrick (que si le creemos a Agustin, es también racista y clasista), pero se podría haber mostrado de otra manera. De querer ser tan no-PC, se van para el otro lado, y esto no es Jackass, queda descolgado y descontextualizado. 
  • Doris preparó unos “Honey Boo Boo Vodka Kool-Aid drinks”. Creo que quiero probarlos.
  • Si cancelan Looking, quiero un spinoff con Doris y Hugo. Seria seguramente mucho más gracioso. 
  • Sex watch: vemos un poco la colita de Patrick en sombras. Patético. Hasta la escena más “hot” (el trio de Agustin, Frank y CJ) no muestra nada salvo el éxtasis de Frank (awkward!). CJ en calzones, en serio? No te digo que me muestren erecciones de frente, pero eso se pasa de poco creíble. 
  • Deathwatch: a esta altura, a dos semana de terminar la temporada, y aun sin novedades de renovación, para mí ya es casi cantado que no va a haber una segunda temporada (HBO ya anunció que vuelven Girls, True Detective y hasta House of Lies, si no anunciaron nada es que el prospecto es horrible). Sentimientos encontrados: por un lado, la serie, tal como está concebida, no merece una temporada dos. Por otro, si ninguna serie de temática LGTB resiste más de una temporada, ni van a intentar repetir la experiencia. 


1 comentario:

  1. Gabriel Balderrama29 de marzo de 2014, 02:10

    I'm catching up with the last few episodes of the series, which I seem to like more than you do. I hear the complaints about its pacing but I kind of enjoy it 9the pacing, I mean). Regarding the lack of more nudity, I have read that Judd Apatow was told to restrict the nudity in Girls to what they are actually showing now. HBO won't allow male full frontals, and less so erections (they wanted to show an erect penis in Girls). So it is probably a mandate by HBO and not a choice by the writers.

    ResponderEliminar