martes, 29 de abril de 2014

Comentario: Nurse Jackie 6x03 – Super Greens

Get fat, not high

Bueno, ahora si estamos hablando un poco más en serio. Las dos últimas semanas, más que disfrutar, estuve sufriendo Nurse Jackie, no por mala, sino porque supo ser tan buena que estar tan floja de papeles se hacía sentir el doble. 
Y tampoco es que este episodio sea descollante, pero hay una apertura de historias en nuevas direcciones que nos da un respiro, y hasta justifican algunas elecciones de casting que, contratos al margen, realmente no se entendían.
La desencadenante de muchos de los conflictos es Grace, mas allá de su inoportuno arresto, al disparar certeramente a sus padres donde más les duele: como al pasar dejo entender (para zafar del arresto) que Frank no es el novio de su madre, si no su padre (Mandíbula caída de Kevin), e informa sumariamente a Jackie que Kevin está comprometido (crisis que amerita llamar a su sponsor a Jackie). Cómo estas dos perlitas logran descentrar a Jackie y Kevin de lo que es el problema real (errr, digamos, Grace está detenida) esta brillantemente manejado, y por una vez justifica la presencia de Kevin, que hace por lo menos dos temporadas ya no es central a la historia. 
Hablando del personaje de la sponsor, Antoinette, de a poco se va justificando su presencia, no sólo por la seguidilla de one-liners, sino porque además, en violación de todo protocolo, Jackie la llama cuando necesita apoyo, aunque bajo falsas pretensiones: decir que tiene ganas de consumir, cuando en realidad está consumiendo todo lo que tiene a su alcance. Antoinette no va a reaccionar pasivamente cuando se entere de lo que está pasando, e hicieron que el personaje sea bien polvorita para enfrentar a Jackie de un modo que el resto de los personajes no se animarían  a hacerlo.  
Hay otra historia dando vueltas que no termina de convencerme, sobre como las apariencias logran más que la sustancia (el nuevo curro de Roman, Prentis logrando que todos se vacunen en la disco en virtud de estar tan bueno), y como usar de manera discrecional las mentiras en función de un bien mayor, que solo tiene sentido en la medida que Jackie miente TAN bien.
En conclusión, la semana pasada estaba listo para dejar caer los brazos con esta serie, y esta semana lo remontaron, démosle un crédito.

Algunas observaciones al margen:

  • ¿Todos menos Jackie entendimos que el perro en el baño de la comisaria olió las drogas que traía encima, no?
  • La historia de Coop… cada vez entiendo más por qué Faccinelli decidió no volver para la temporada que viene.
  • Es la primera vez desde que apareció que encuentro algún sentido al personaje de Roman. Veamos hacia donde apunta (nota: si se hace mega popular tratando de promocionar All Saints, deja vu nuevamente a Coop siendo la cara del hospital hace dos o tres temporadas).
  • Como siempre, Zoe es el único personaje al que se le permite crecer, en este caso al blanquear la relación con Prentiss. Merrit Weaver es además la más sistemáticamente graciosa de la serie. 
  • Hablando de eso, encontré varias situaciones para reírse en el episodio, a pesar del trasfondo dramático: Zoe, Roman, Thor y muy especialmente Antoinette tienen algunos momentos desopilantes, incluyendo la frase que encabeza este comentario. 


1 comentario:

  1. Gabriel Balderrama29 de abril de 2014, 21:17

    Last episode I was a bit disappointed with Grace's storyline. I thought that she getting her passport to travel to France was yet another incarnation of the obvious cliché often used to get rid of a character: "Grace is moving to Paris" (they used it in Revenge, the show most plagued with clichés in history of television, early in this season).
    I was glad that Grace took a more central role this (and, according to the previews, next) episode. "Bangs, bitches!".
    I find Jackie's new dealer friend kind of sexy in a "I don't get up from bed til midday" kind of way.
    I loved the scene at the gay disco.

    ResponderEliminar