lunes, 19 de mayo de 2014

Comentario: Mad Men 7x06 – The Strategy

Does this family exist anymore?

Descargo: si por momentos parezco demasiado entusiasmado en este comentario es porque MANIJA. Sepan disculpar las molestias.

De vez en cuando Mad Men nos ofrece un episodio tan fuerte, tan clásico, tan memorable, que ya no lo identificamos por temporada o número de episodio, sino simplemente por su nombre. Saben a lo que me refiero: Smoke gets in your eyes, The Suitcase, The other woman. Tal vez estoy sufriendo de un caso de exceso de entusiasmo del día después, pero creo que vamos a tener que agregar al episodio de esta semana a la lista. No solo por las cosas que empiezan a caer en su lugar luego de no estar demasiado claras aun desde antes del comienzo de esta temporada, ni por ser el primer episodio de este año que nos da un respiro en la forma de un poco de esperanza por el destino de (algunos de) estos personajes. El verdadero motivo es que, al igual que los que mencioné más arriba, es definitorio en el aspecto de resignificar de modo radical la relación entre Don y Peggy. En Smoke, Peggy y Don se conocen, Peggy malinterpreta como acercarse a su jefe y Don la pone en su lugar. En The Suitcase, además del sinceramiento de una Peggy mucho más adulta y algunas frases memorables (“that’s what money’s for!”), es también el momento que frente a la muerte de Anna, Peggy toma el lugar de amiga y confidente que una esposa nunca podrá tener para Don. The other woman es el primer quiebre de esa relación, pero desde un lugar de amor y respeto, que son las cosas que se habían perdido en las últimas dos temporadas, a partir del momento del acuerdo entre Don y Ted para unir las agencias, a las chanchadas de las que fue víctima Peggy desde entonces. Estos son los famosos “episodios de las manos”, en los que hay un contacto entre nuestros protagonistas más allá de las palabras en los que se dicen todo sin tener que decir nada (irónico siendo que se trata de gente que vive de jugar con las palabras). Esta vez, son manos que se juntan para un paso de baile, que tiene el mismo peso y efecto que la escena de la cafetería con Sally a comienzo de la temporada. Peggy recibe lo que no tiene desde que se fue de la agencia la primera vez: un mentor que la ayuda a refinar una idea latente, y un reaseguro de que más allá de sus inseguridades, “va bien”. Y Don recupera eso que tanto le estaba faltando, una aliada, una confidente, una par.
El tercer vértice de este triángulo es Pete, quien estuvo bastante relegado durante todo lo que va de la temporada y de quien también empezamos a entender hacia donde va. No hay más que ver la dinámica de Pete con las cuatro mujeres clave de su vida en este episodio para darse cuenta que sigue sin tener idea de cómo tratarlas (culpemos a la quinta mujer de su vida, su recientemente fallecida madre): incapaz de acercarse a su hija, moviendo todos los hilos de manera incorrecta con Trudy, alienando a Peggy con sus buenas intenciones pesimamente expresadas y alejando definitivamente a Bonnie una vez que tuvo oportunidad de verlo actuar en su ámbito natural.
Sin embargo, y volviendo a Smoke…, hay un motivo por el cual Vincent Kartheiser está tercero en el elenco: siempre esta historia fue sobre Don, pero también sobre Peggy y Pete y la historia que los une y que ambos han relegado a lo más profundo de la negación. Pete habrá sido un animal en como propuso que sea Don el que presente la propuesta a Burger Chef, pero su razonamiento es sólido a su manera, y nuevamente deja en claro cuales las lealtades en las que se pueden confiar.
Mucho se va a escribir sobre este episodio y sus metáforas de familia, y que la familia no necesariamente tiene que ser la que tiene relaciones legales y de sangre, pero también esa mesa en Burger Chef con la que cerramos muestra a tres personas que tienen lo suficiente en común como para saber que pueden contar con cada uno entre sí. Tal vez hasta para empezar un nuevo negocio. Uno que contrariamente a mis expectativas, parece que no va a incluir a Harry Crane. Pero más sobre eso en las Observaciones al paso.

Algunas observaciones al paso:
  • Este fue definitivamente un episodio de regresos: volvemos a ver por primera vez en la temporada a Trudy, Tammy, Gail, Kevin y por supuesto, Bob Benson. Además de los regresos de Pete y Megan a New York, que tantas definiciones generan.
  • Una de las preguntas en la mente de quien escribe era si, en base al estricto cronograma de “un episodio por mes” de la temporada, si en junio se iba a referir de alguna manera a las revueltas de Stonewalll,  que dieron origen a la lucha por los derechos LGTB tal como los conocemos hoy. No me decepcionaron, pero en lugar de Sal travestido agarrando a carterazos a un policía o Bob detenido, la acción, un par de semanas antes de ese último fin de semana de junio, nos muestra más sutilmente por que se llegó a eso: por policías abusivos, hombres casados en el placard, y hombres solteros dispuestos a encerrarse en el placard con la llave por dentro con tal de lograr un avance de otro tipo. Brillante desde donde se lo mire.
  • Esto claro nos lleva de frente a el comportamiento de Joan. Al igual que Peggy, la caracterización de Joannie esta temporada está lejos de ser la más favorecedora, sin embargo, Joan es Joan. Luego del ese beso que remite directamente al beso con Sal en la temporada 1 que le dijo todo lo que tenía que saber sobre su sexualidad, le pone los puntos a Bob con la altura y sentido común que sabemos esperar de ella, y nos muestra lo que es su veta romántica, tal vez opacada por el cinismo, pero que siempre estuvo ahí.
  • Muy lindo el mini momento de Joan  y Roger también. Esa relación por momentos parece más la que actualmente tienen Don y Peggy que la de ex amantes y co-padres que los une. Claro que la historia de Roger/McCann/Bob no está terminada, pero algo nos tiene que quedar para el final-que-no-es-final de la semana que viene.
  • Claro que cierta antipatía por Joan viene por la reacción hacia la ya mencionada propuesta de agregar a Harry como socio. Según lo veo, esto termina con Mr Crane más alineado con Cutler y Chaugh que con los SCD (and Harris). Igual, Roger es un hombre con un plan, vamos a ver cuál es.
  • Peggy sentada en el escritorio de Lou. Mhm. 
  • Tan preocupados por Don estamos, que no nos detuvimos a pensar las implicancias de los sucesos del último episodio sobre Megan. Esta bastante claro que este viaje fue para la pronta a ser ex señora Draper un viaje de cierre. Dejar la casa en orden en NY y empezar de una vez su vida en LA. Si bien un poco preciosista, la escena de Bonnie y Megan en el avión de vuelta fue muy efectiva: Bonnie fuerte pero afectada por el quiebre de su relación, Megan débil pero aliviada por el final de la suya.
  • Peggy cumplió 30. Bob le recuerda a Joan que se acercan los 40. Cómo nos pasa el tiempo.
  • Hace rato que no nos tiraban referentes culturales tan obvios por la cabeza: Pete y Bonnie vienen viendo Mame en el avión, Don fue a ver I am a curious, yellow. Escandalizante. Tanto como Oh Calcutta!, que Bonnie terminó viendo sola, y que tal como My Way nos permite fechar tan precisamente el episodio dos semanas antes de Stonewall.
  • El 20 de julio de 1969 paso algo con unos hombrecitos en la Luna, supongo que la semana que viene sabremos algo al respecto.





3 comentarios:

  1. There was so much I LOVED about this episode but I'll limit myself to my Top 5 moments:
    # 5 - Reappearance alive of Trudy Campbell -- I'm looking forward to TLO's critique of her (in my view) antiquated wardrobe. I was rooting for Pete and Bonnie, I hope they reconcile.
    # 4 - Reappearance alive of puppy-eyed Bob Benson -- the arrangement proposal to Joan was heartbreaking and touching (and close to home for me). Joan's reaction to it was both adequate and moving, and Christina Hendricks performance was outstanding in that scene.
    # 3 - Harry Crane being made a partner -- it triggered in me the same contradictory feelings (joy? pride? resistance? uncomfortableness?) that it did in the partners. He is going to (continue to) be (more) insufferable (than ever).
    # 2 - The re-definition of the concept of "family" that the Holy Trinity of Peter, Paul and Mary (Pete, Don and Peggy) came up with at the fast-food restaurant -- the house-shaped structure of the restaurant was the perfect frame for that "family portrait".
    # 1 - Don and Peggy slow-dance -- perfection.
    I am hating the fact that the season will be split in two, just when the story is gaining momentum.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el artículo. Para mí igual, esa secuencia final de The Other Woman, aún no fue igualada por ningún episodio since. La verdad, a riesgo de que me tires con algo, no me emocionó mucho el capítulo. Me pareció magistralmente escrito, muy perfecto, me gustó a nivel temático y como va enhebrando todas las historias, pero no logró tocarme una fibra personal. Incluso el baile entre Peggy y Don me sacó una sonrisa pero nada más. Igual lo acabo de terminar de ver, habrá que esperar.
    Me encanta como tenés agendado mentalmente los acontecimientos históricos que van ocurriendo, yo soy medio vaga para eso pero está buenísimo cuando alguien más aplicado lo recuerda.
    Igual, tuvo gusto a "fin de una era", no? Después de todos los fancy restaurants y five stars hotels que venimos viendo, verlos comiendo hamburguesas está hablando de algo.
    A nivel personal, mi mayor satisfacción pasó por que Joan finalmente, por una vez, elija su dignidad por sobre la conveniencia o el placer inmediato, sentí que ahí está la mayor reivindicación del episodio.
    En fin, lo seguiré pensando.

    ResponderEliminar
  3. Fui el unico que se emociono BASTANTE cuando empieza a sonar My Way? ajjaajja creo que con esta escena Mad Men vuelve a rayar la cancha para demostrar que es una las mejores series que se han hecho en la historia, lo del domingo fue un manjar directo al paladar y al corazon, que conmovedora forma de contenerse entre ambos, hecho que cobra aun mas sentido cuando se asocia con el final de Times Zones ... MAGISTRAL


    Y cuando parecia el final de oro, los muy cabrones vuelven a soltar otra joya, me refiero a la escena en Burger Chef ... que manera tan trabajada de subrayar el concepto de familia que trabajo Peggy, hay que aclarar tambien que las interpretraciones de Hamm y Moss estan en un punto muuuy alto.

    ResponderEliminar